lunes, 19 de enero de 2015

El aula emocional, por Elsa Punset


Como os anunciaba ayer, quería dedicar un post a cada una de las ponencias del evento ¡Grandes Profes! de la Fundación Atresmedia. Hoy le toca el turno a Elsa Punset, bajo el título de "el aula emocional"

Elsa comenzó su ponencia con un vídeo de presentación y pidiéndonos que cada uno gritáramos nuestro nombre para que pudiera oír nuestra voz. Necesitaba ese sonido de más de mil voces gritando juntas para conectar con nosotros. Estoy segura de que si el auditorio hubiese sido más pequeño, nos habría dedicado tiempo a cada uno de manera personal. 

Elsa nos dio tres pista para hacer que nuestra clase se convierta en un aula donde se tengan en cuenta las emociones:

1. Pista 1: Niños digitales. Nuestros alumnos son nativos digitales, nosotros somos los inmigrantes. Ellos necesitan aprender y estar en contacto con la tecnología. Ella permite el pensamiento crítico, la creatividad, la colaboración, la comunicación y la toma de decisiones. Elsa nos puso el ejemplo de Benjamin Zander. El compositor, el primer día de clase, dice a sus alumnos que tienen un 10. Y que cuando vayan a sus casas, por la tarde, escriban una carta para contar todo aquello que ellos van a hacer para merecer ese 10. Luego les dice: "¡Enamórate de esa persona!"

2. Pista 2: Niños emocionales. Las claves para trabajar la emoción con nuestros alumnos son:


    • Poner nombre a las emociones
    • Aprender a gestionar las emociones. Una emoción puede ser útil o no, pero no existen las emociones buenas o malas. 
    • Convivir con emociones mezcladas
    • Crear climas seguros y positivos (con palabras, gestos...)
    • Y es muy importante tener en cuenta que la inteligencia es entrenable, no es algo que esté estancado y no podamos desarrollarlo; sino que nuestra labor, nuestro esfuerzo y nuestra propia inteligencia emocional pueden contribuir al desarrollo de la inteligencia de nuestros alumnos.


3. Pista 3: Niños entrenables. Ligado con la idea anterior, tenemos que tener presente que podemos y debemos entrenar esta inteligencia emocional en nuestros alumnos. Es necesario salir de la zona de confort y ayudarles a trabajar en el autocontrol. Aquí os dejo un vídeo que vimos el sábado sobre las reacciones de diferentes niños ante una golosina y cómo su capacidad de autocontrol se manifiesta. 





Me despido de este post con mi más profundo agradecimiento a Elsa Punset, no sólo por su ponencia del pasado sábado, sino por su trabajo en el ámbito de la emoción y por lo que transmite como persona. Creo que es un ejemplo y un referente. Dejo que la última frase de este post sea la que ella misma nos dedicó a nosotros para finalizar su ponencia:

"Que nuestros alumnos sean los que pongan cordura y ternura en el mundo, porque lo necesitamos"

Podéis ver la ponencia completa aquí

4 comentarios:

  1. Me pareció muy interesante.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial! Muchas gracias por pasarte por la oreja verde. Un abrazo

      Eliminar
  2. Me alegra saber que los que nos dedicamos al mundo de la docencia podamos desarrollar métodos para aumentar el ejercicio de la inteligencia. Estoy totalmente de acuerdo con el ejercicio a desarrollar ya desde la propia guardería. Quizás encontraríamos por el camino más personas razonables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estoy segura de ello! Gracias por confiar en el entrenamiento de la inteligencia.

      Eliminar