miércoles, 10 de febrero de 2016

¡Grandes Profes 2016!

Este pasado sábado 16 de enero volví a asistir al evento "¡Grandes Profes!" de la Fundación Atresmedia. El año pasado fue un evento que me encantó y del que saqué muchas ideas y motivación. (Ver posts aquí). Este año, me ha parecido algo más sencillo y muchas de las ponencias no consiguieron engancharme tanto como las que escuché hace un año.


En cualquier caso, quiero rescatar las dos ponencias que fueron más especiales para mí por su carga motivadora y su reflejo en nuestro papel como maestros. 

La primera de esas ponencias fue la encargada de abrir el evento. Vino de la mano de Víctor Küppers y llevaba por título "El valor de la actitud personal". No conocía a Küppers con anterioridad, pero declaro mi admiración por su capacidad comunicadora, su sentido del humor y su habilidad para llegar a su audiencia. Víctor hacia un llamamiento a vivir con entusiasmo. Y decía también, que todas las personas somos bombillas: transmitimos y captamos sensaciones continuamente. 

Küppers definió también el "Virus del Pufff". Lo padecen todas esas personas que tenemos alrededor en nuestra vida que siempre se están quejando y viendo el lado negativo. Vivir así es haberse conformado con la mediocridad. Y ante eso, hay dos cosas que podemos hacer: conformarse o vivir a contracorriente, vivir alegre. Seguro que todos tenemos alguien en mente que padece este terrible virus...

Para Víctor, la fórmula perfecta para definir a una persona es:

(C + H) x A


Donde la C es Conocimiento, la H, Habilidad y la A, Actitud. La diferencia entre un mediocre y una persona alegre es la A. Esas personas que son fantásticas por su manera de ser, y no por lo que saben. Y lo que está claro es que así es cómo nuestros alumnos nos definen, por nuestra forma de ser. Cuando alguien se desanima, pierde lo mejor que tiene. Si un profesor no tiene ilusión, no puede transmitir. La vida ya es muy complicada, así que hay que aprender a sonreír. Hay dos formas de ver los problemas: como un drama o como una circunstancia a resolver. 

"Lo que separa las personas grandes de las mediocres es la forma de jugar tus cartas".

La segunda ponencia que me gustó de manera especial fue la de César Bona por su definición de los diferentes elementos que dan forma a la figura del maestro. César nos lanzó una invitación, que yo quiero lanzaros a vosotros también, a recordar a algún maestro que nos haya marcado en nuestra vida, que nos haya inspirado y nos haya hecho sentir capaces de hacer algo. Sin duda, lo que recordamos de esa persona es su actitud y su manera de afrontar cada clase y cada situación. Por eso, Bona se atreve a delinear todas esas características esenciales que deben definirnos, estableciendo comparaciones directas con objetos. Ahí va su receta:

  • Oreja: debemos escuchar el doble de lo que hablamos. Ni qué decir tiene de lo especial que es este objeto para mí y de la importancia que tiene en mi día a día.
  • Antena: para estar en constante comunicación. Nuestra antena tiene que estar sintonizada con la de nuestros alumnos.
  • Tubo: como nexo de unión entre niños y adultos. Tenemos que mirar con ojos de niño.
  • Brújula: necesitamos saber hacia dónde nos dirigimos. La escuela tiene que servir para la vida. Tenemos que plantear proyectos globales, abiertos al mundo.
  • Gafas didácticas: ojos de maestro. Hay que saber encontrar momentos de distensión. Hay que mantener la sorpresa y fomentar la improvisación.
  • Balanza: equilibrio entre la exigencia y el cariño. Tenemos que confiar en ellos.
  • Puerta: para dejarles crear. Nuestra misión es abrir la puerta para que saquen todo lo que tienen dentro. Todos los niños tienen ganas de participa. 


"El gran reto de la educación es hacernos mejores individual y colectivamente".

Más allá de opiniones o ponencias, quiero destacar el valor de eventos como este para encontrar un momento de motivación e inspiración, un lugar de encuentro con más locos del mundo de la educación que dan sentido al trabajo del día a día y representan un claustro inmenso donde es fácil sentirse cómodo y feliz. 

Podéis ver la ponencia entera de César Bona aquí.

6 comentarios:

  1. La verdad es que las ponencias aunque dirigidas a maestro las podemos adaptar cualquiera a nuestra vida. Porque estoy totalmente de acuerdo es que la actitud positiva en Nuestro día a día es muy importante. Vivir la única vida que tenemos de forma positiva es lo mejor que podemos hacer porque sino la vida se hace muy infeliz. Saber levantarse con actitud de los problemas y errores es lo mejor que podemos hacer. Y si encima eso se enseña desde pequeños podremos tener una generación de luchadores. Ánimo que tú formas parte de esa enseñanza. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La educación es la clave de todo. De ahí que cualquier charla dirigida a maestros es aplicable a cualquier persona. Muchas gracias por formar parte de "Con la oreja verde".

      Eliminar
  2. La educación esa gran desconocida. Siento que haya generaciones que se han saltado esta parte tan importante en el desarrollo de nuestras vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, la verdad. Pero estamos a tiempo de poder mostrárselo a mucha gente. Gracias.

      Eliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo con esta publicación. Has resumido de una forma excepcional los puntos más importantes de las ponencias de "Grandes Profes". Espero que poco a poco todos nos vayamos deshaciendo del llamado "Virus de Puff" y que los símbolos propuestos por César Bona sean las estrellas que guíen nuestra labor.
    ¡Gracias por destacar este gran evento que nos llena de motivación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es un evento muy motivador. Y ya es un paso muy importante que seamos tantos los profes que nos pasemos por allí y escuchemos todo lo que allí se comparte. Me alegro de que compartas los puntos que para mí fueron más importantes. Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar