domingo, 16 de octubre de 2016

Apuesta por la CENOLOGÍA

Sí, no lo dudes, apuesta por la CENOLOGÍA. 

Ikea lanzó hace unas semanas un alegato claro a los maestros. O al menos yo me lo tomé así. Afirmaba que los padres estaban de acuerdo con que sus hijos tenían demasiados deberes, y lo que querían era más cenas en familia. No sé vosotros, pero a mí se me retuerce el estómago con esta petición. Sólo quieren más tiempo con sus hijos, sin la presión de los deberes y la tensión de cumplir plazos. 



Hace unos meses, publiqué una entrada que hablaba sobre los deberes. Podéis leerla aquí. En ese momento, aproveché otra campaña publicitaria para sacarlo a colación. Y esta nueva campaña y el aún cercano comienzo de curso me parecían otra buena oportunidad para invitar a la reflexión.

Durante los primeros días de clase, pregunté a mis alumnos por lo que soñaban hacer en el cole. Les invité a que se imaginaran que tenían el poder de decidir qué hacer durante todos estos meses que quedan por delante. ¿Queréis saber cuántos de ellos han pedido llevar deberes a casa? Ninguno. Sus respuestas recogían cosas como estas:

Investigar
Jugar
Hacer proyectos
Trabajar en equipo
Divertirnos
Hacer experimentos
Aprender mucho
Hacer cosas nuevas
Pasárnoslo bien 
Pensar
Tener el cerebro cachas 
Muchas aventuras


Y quizás no hable por el conjunto de las familias, pero creo que sí por la mayoría de ellas cuando afirmo que ellas tampoco quieren deberes. Lo que verdaderamente necesitan las familias es tiempo de calidad con sus hijos.

Hace unos días, en una entrevista con la madre de una de mis alumnas de este año, me dio las gracias por no llenar sus tardes de deberes, porque eso le estaba permitiendo leer un cuento cada noche con su hija sin que ella estuviese agotada de tanto esfuerzo. 

¿Por qué nos empeñamos en llenar las tardes en familia con deberes absurdos y mecánicos?

Si queremos mandar deberes, hagámoslo, pero sirvámonos de la Cenología como inspiración y cojamos ideas. Hagamos que los niños investiguen y disfruten con su familia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario